Little boy in autumn park

Tomar fotografías al aire libre es un gran ejercicio pues se pueden capturar fotos perfectas y únicas que en otro escenario no se lograrían.

Busque tomas únicas

Las escenas de la naturaleza son tan frecuentes que pueden tender a ser mundanas si no se manejan correctamente.

Desarrolle un ojo para notar una imagen que se destacará y tome su caminata como la oportunidad de capturar imágenes únicas.

A lo largo de su caminata, busque largas corrientes o líneas de árboles que abarquen la longitud o el ancho de la foto.

Atraiga al espectador y cree una apariencia única e interesante.

Use líneas iniciales y la regla de los tercios para las fotos que se destacarán en su cartera y posiblemente incluso lo harán notar.

Evita lo obvio

Miles de fotógrafos han tomado fotos de arroyos y montañas.

Su objetivo como fotógrafo es encontrar una manera de retratar la naturaleza de maneras únicas.

Busque reflejos y sombras que agreguen interés a una foto que de otra manera sería promedio.

Incluso la forma en que el sol se asoma desde detrás de las nubes puede hacer que una foto ordinaria sea extraordinaria.

Como fotógrafo, ya tienes un ojo para lo único

Una caminata simplemente le brinda un nuevo terreno para explorar, donde potencialmente puede encontrar algo único en cada paso del camino.

Como fotógrafo, su cartera puede verse dramáticamente limitada si permanece en la misma área todos los días.

Al aventurarse y tomar una caminata refrescante, puede ampliar su cartera con tomas que se destacan.

Con un poco de planificación cuidadosa y una mente abierta, volverá con más de una cartera completa.

También habrá creado algunos recuerdos que durarán toda la vida.

Deje volar sus habilidades con las cámaras profesionales con el fotógrafo de vida silvestre.

En conclusión, las fotografías al aire libre son una buena opción cuando se quiere jugar con el ambiente y con algunas poses distintas.